Evaluando la vulnerabilidad ambiental en las comunidades

1.jpg

Durante nuestra quinta reunión de trabajo discutimos el tema de vulnerabilidad en relación a temas ambientales. En la reunión participaron la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico (DRNA) y el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan (Estuario). El DRNA sugirió dividir la discusión en tres áreas de enfoque: calidad de aire, calidad de agua y calidad de suelo. En relación a la calidad del aire, el DRNA indicó que la Junta de Calidad Ambiental monitorea puntos fijos establecidos para cumplir con reglamentación de la EPA. Con esa información se publica semanalmente el Informe de Calidad de Aire con el cual se publican alertas que identifican aquellas áreas o sectores que no cumplen con parámetros de calidad. Actualmente la información no está disponible al público para propósitos de análisis, pero el DRNA indicó que sería posible obtener los datos crudos para desarrollar tendencias y patrones. 

Los participantes también sugirieron identificar las actividades industriales cerca de comunidades, las cuales indicen sobre la calidad del aire. En esa línea, la EPA publica informes acerca de la calidad del aire, en específico, de las emisiones liberadas al aire por industrias. El Toxic Release Inventory (TRI) pudiera proveer información granular para analizar las industrias cuyas emisiones exceden los estándares establecidos. Durante la discusión se sugirió medir el nivel/intensidad de la actividad industrial cercana a comunidades para poder identificar patrones en áreas geográficas específicas. 

En relación a la calidad de agua, se identificaron 2 enfoques, uno relacionado al acceso a agua potable y otro enfocado en la contaminación de los cuerpos de agua. Hay varias agencias o entidades que hacen muestreos de agua en Puerto Rico: la Junta de Calidad Ambiental (JCA), el DRNA y Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) a nivel local y la EPA a nivel federal. El Estuario de la Bahía de San Juan indicó que ya ha identificado comunidades vulnerables con niveles de exposición dentro de la cuenca hidrográfica de la Bahía. Por otro lado, la EPA tiene un listado de cuerpos de agua impaired disponible en línea. La EPA aclaró que el impairment es determinado por sección de cuerpo de agua, y no necesariamente aplica a todo el cuerpo. Una vez la EPA establece que hay un impairment, trabajan con las agencias locales pertinentes para elaborar un plan correctivo/de mitigación y luego se monitorea para determinar si dicho plan ha sido efectivo. Todos coincidieron que los datos de los impairments deben estar georreferenciados, pero que la información no está accesible en formato abierto al público en general.

Un área importante que se trajo a coalición fue el tema de los pozos y los acuíferos. En el tema de los pozos, las agencias locales y federales dan énfasis a aquellos de alto consumo (industrias, agricultura, comercio). Sin embargo, los pozos privados no están (en su mayoría) identificados/contabilizados, lo que representa un reto para cualquier plan de mitigación. Además de reto con los pozos, existen muchas dificultades con los acuíferos. El DRNA dio un ejemplo de los esfuerzos que está haciendo la agencia para reparar la intrusión salina y reestablecer los niveles de agua potable en el Acuífero del Sur. Los presentes indicaron que los datos de los acuíferos están disponibles, pero no necesariamente están georreferenciados.

Igual que en la reunión del grupo de trabajo de Infraestructura, se habló de los retos con los sistemas de drenaje pluvial que no tienen la capacidad de acarreo necesaria para cumplir con demandas de uso. Estas fallas en sistemas de drenaje se traducen en riesgos de inundaciones y de otra índole.

Finalmente, la discusión de la calidad de suelo se enfocó en el tema de desperdicios sólidos, particularmente en el tema de los vertederos en Puerto Rico.  El DRNA proveyó una extensa lista de datos que recopila la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS). La ADS recopila y publica información sobre los vertederos en Puerto Rico (incluyendo las toneladas de desperdicios sólidos generados y depositados por municipio), centros de acopio, sistemas de relleno sanitario y plantas de composta. Aunque la información se publica mensualmente, solo está disponible a nivel municipal, y no a nivel de bloque censal o de barrio. La ADS también tiene disponible la tasa de reciclaje por municipio, informes trimestrales de los centros acopio y los certificados cumplimiento de los planes de reciclaje, tanto de municipios como agencias de gobierno. Toda esa información se le podría hacer disponible a la Fundación. Hubo consenso entre todos que la cantidad de basura que se genera en el País no es proporcional a la infraestructura de manejo de desperdicios sólidos que tenemos.  Por tanto, queda mucho trabajo por hacer en esta área.

Será interesante ver si las comunidades con mayores retos con la calidad de aire y agua coinciden con las comunidades con los mayores retos con el manejo de desperdicios sólidos.  Hay mucha expectativa sobre este nivel de análisis a nivel comunitario.

WCRPFoundation PR